Acerca de mí

Vivir en una montaña rusa esperando que llegue el final para ir a la siguiente atracción, saborear una buena película esperando el momento de abandonar el cine, disfrutar de una buena cena pero deseando dormir, añadir más y más títulos a la pared para trabajar en los siguientes…

Montaña Rusa, de Jeremy Thomson, Flickr

¿Quién no ha deseado que el domingo acabe porque no es “tu domingo”? es el domingo prestado, pactado, planificado, que nada aporta, que nada nuevo trae. ¿Y los lunes? ¿y los viernes? ¿de qué te sientes más orgulloso, de tus éxitos, o de los fracasos que has evitado?

Deberíamos parar el tren,  forzar a que la peonza deje de girar, permitirnos que las estrellas estén a una distancia fija y permanente desde donde mirarlas, y no desear alcanzarlas, para luego nunca más desearlas.Peonza. Cortesía de Ale Márquez

Siempre quise escribir, e incluso lo intenté. Y cuando lo hice, lo hice para mí, sólo para mí.

En este rincón me quiero sentar en la hierba húmeda a ver esas estrellas infinitas, y me gustaría llegar algún día a traer esos estribillos de las canciones que ponen los pelos de punta, a donde los instantes son eternos porque son precisamente eso, perecederos y únicos.

Nunca hablaré de mí, y siempre lo haré. Quiero contar historias, historias que no tengan final, que nos lleven más allá, por muy desgastado que esté la palabra, esté donde esté el más allá, que puede estar tan cerca como queramos. Puede que use cuentos, fábulas, leyendas, frases sueltas o puede que sólo hable de ti directamente.

No pretendo dar mensajes claros, enseñanza, pautas. Todos sabemos leer lo que nos interesa en las líneas que llegan a nuestras manos. Yo siempre he pensado que las líneas las elegimos y nos eligen, y que de un modo inexplicable, nos llaman para ser leídas.

Podemos ser imperfectamente perfectos. Anhelamos una perfección que nunca podemos alcanzar, porque la perfección es inconmensurable, no conoce límites. Yo soy todo lo imperfecto que me quiero permitir, y pretendo nunca mirar hacia atrás en mi imperfección, aunque no sé hasta donde quiero llegar.

Paremos el tren.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: