Archivos Mensuales: enero 2018

Apaga tu oscuridad, enciende tu aventura

Salí a correr de noche. El vendaval agitaba los árboles y les arrancaba las hojas como si fueran mechones de su pelo. Cuando no era de día, aquel camino me paralizaba, me obligaba a parar, a dar la vuelta y no atravesarlo. Decidía retroceder cuando tras mis pasos no veía el horizonte ni la tierra donde pisaba.

Aquel día, un día de esos donde el viento acalla el silencio, donde correr a favor o en contra de aquel ruido era la diferencia entre estar sólo o acompañado, me adelantó una niña de no más de doce años como un proyectil.

Por delante de sus pasos, se encendían halos azules, verdes, naranjas, púrpuras. Cada minúsculo paso generaba un color luminoso en su vanguardia.

Decidí seguirla, me reté a seguir su alocado y divertido ritmo. A escasos metros alrededor de ella se desplegaban un arcoíris de luces y destellos, que dotaban al camino de una calidez que llenaba cada metro, que lo mostraban como en primavera y lo dibujaban lleno de vida y movimiento. Sin embargo, volví la vista hacia atrás y seguí viendo oscuridad. Más negra que nunca porque me había cegado la luz que tenía por delante.

La oscuridad apaga el firmamento, y sin embargo enfrentarse a ella genera tanto vida y luminosidad que hace que los lugares inaccesibles se conviertan en descubrimientos. Apaga tu oscuridad, enciende tu aventura.

Anuncios
Anuncios